Albóndigas en salsa de tomate caseras

Albóndigas en salsa de tomate caseras, un plato que seguro gusta a todos. Un plato casero de los que traen esos recuerdos de las abuelas, que buenas eran sus albóndigas.
Yo sigo con la tradición, con la receta de mi madre, para mi son las mejores, porque aunque se hagan parecidas, en cada casa tienen su toque.Estas son con tomate natural quedan muy suaves y una salsa ligera y rica para mojar pan.

Un plato sencillo de albóndigas en salsa de tomate que  podemos preparar con antelación, además están más buenas de un día para otro. Y como ya casi todos empezamos con la rutina diaria de trabajo, colegio.. estos platos  son ideales para dejarlos preparados, solo queda acompañarlos de un arroz cocido, puré de patatas, verduras cocidas….  Lo que más nos guste, así nos quedará un plato muy completo.
Yo soy de las que cuando hago albóndigas preparo bastantes y congelo, ahorro tiempo y trabajo.Espero que os gusten estas ricas albóndigas.
Ingredientes:

  • 500 gr. de carne picada mixta ( ternera-cerdo)
  • 2 dientes de ajos
  • Un poquito de perejil picado
  • 1 huevo
  • Sal, pimienta
  • Harina

Para la salsa

  • 1 cebolla 
  • 1 diente de ajo
  • 3 tomates maduros
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 100 ml. de vino blanco
  • 1 vaso de agua 
  • Sal

Preparación:

Empezaremos preparando la carne. Pondremos en un bol la carne picada, añadimos el ajo picado, el perejil y el huevo. Lo mezclaremos todo bien, tapamos y lo dejaremos unas horas en la nevera para que cojan los sabores. Podéis preparar esto la noche anterior.

Pasado este tiempo preparamos las albóndigas. Ponemos harina en un bol e iremos haciendo las bolas de albóndigas las pasaremos por la harina. Por otro lado ponemos una sartén con aceite a fuego un poco fuerte, cuando estén caliente iremos friendo las albóndigas, solo hay que dorarlas por fuera. Las iremos sacando y reservaremos.   

Rallamos los tomates y picamos la cebolla y el ajo.

Ponemos una cazuela al fuego, añadimos un poco de aceite y ponemos la cebolla y el ajo picado. Dejaremos a fuego medio que se cocine un poco. Unos 3-4 minutos.

Cuando empiece a tomar color añadimos el tomate, removemos y ponemos el tomate frito. Lo dejamos cocinar unos minutos.

Añadimos el vino blanco, dejamos evapore el alcohol y ponemos un vaso de agua. Ahora sería el momento de poner las albóndigas, pero si os gusta la salsa sin tropezones yo lo trituro en este momento.

Añadimos las albóndigas, un poquito de sal y dejamos cocinar unos 20 minutos. Si hace falta añadimos más agua. Cuando ya estén casi listas, probamos de sal y rectificamos.

Y listas!!! Bueníiiiisimas

Espero que os gusten.

Hasta la próxima semana.
MONTSE

Albóndigas en salsa de tomate caseras
Etiquetado en:            

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.