Alcachofas confitadas

Alcachofas confitadas. Es la receta más fácil que se puede hacer, lo peor de esta receta es tener que limpiar las alcachofas. Pero el resultado vale la pena.
Si sois amantes de las alcachofas no dudéis en prepararlas en casa confitadas en aceite, quedan riquísimas muy jugosas y tiernas. Duran varios días si las guardáis en un bote con aceite en la nevera y así siempre tendréis unas alcachofas para prepararos un pincho.

Las alcachofas confitadas las podéis consumir como os gusten, frías o calientes, para acompañar un plato , con queso fresco, con huevo duro o como pincho con una anchoa  que es como más me gusta a mi.
 Estas alcachofas también las podéis servir con un poco de sal y pimienta, una vinagreta o con un poco de pimienta picante, se le puede dar el toque que a uno le guste.Se conservan bien varios días en un frasco de cristal con el aceite de haberlas confitado en la nevera e incluso congelar. 

Si te sobra aceite de confitar las alcachofas no se tira, se puede aprovechar para otras elaboraciones o para ensaladas.Ahora que empieza la época e alcachofas están es su mejor momento tanto de sabor como tiernas, hay aprovechar.

Ingredientes:

  • 6-8 alcachofas
  • 1 limón o perejil
  • 350  ml. o un poco más de aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Preparación:

Preparamos un bola con agua y el zumo de medio limón y el limón en trozos. Limpiamos las alcachofas quitando todas las hojas más duras hasta llegar a lo más tierno, dejando los rabillos de las alcachofas.  Las cortaremos por la mitad o en cuartos y con una cuchara pequeña quitaremos los pelillos de las alcachofas. Las iremos poniendo dentro del agua para que no se pongan feas. Si tenéis perejil también vale.

Ponemos un cazo con aceite, escurrimos bien las alcachofas y las secamos. Las ponemos en el cazo boca arriba quedando siempre cubiertas con el aceite de oliva, añadimos un poco de sal y pimienta.Lo dejamos cocinar a fuego muy bajo, a unos 60-80 º C durante 40 minutos o una hora. Dependerá de la alcachofa.Para saber cuando están pinchar con un palillo una alcachofa.

Cuando estén apagamos y listo.
Guardamos en botes de cristal cubiertos con su mismo aceite.

Ya veis lo sencillo que es hacer alcachofas confitadas, una comida sana y saludable y con un resultado espectacular

Os animáis!!!

Montse

Alcachofas confitadas
Etiquetado en:            

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.