Buñuelos de viento un dulce típico de Semana Santa. Un dulce riquísimo y sencillo de hacer, si los prepararais en casa vale la pena.
Los buñuelos típicos de Cuaresma y Semana Santa los encontramos en las pastelerías, los suelen hacer los miércoles y los viernes aunque en algunos sitios los tienen toda la semana. También es tiempo de torrijas.Hay diferentes tipos de buñuelos, estos de viento son esponjosos y quedan como huecos por dentro, se les puede añadir un poquito de anís, o ralladura de algún cítrico para darle más sabor, también se pueden rellenar de crema pastelera, chocolate… Y si os gusta con frutas también están muy buenos.

Los buñuelos se elaboran a partir de una masa de harina, leche y huevos , que se fríen en aceite y se rebozan en azúcar. Se hacen en forma de bolas y suelen hacerse más grandes cuando los freímos.Hay muchas variaciones de los buñuelos de viento o de Cuaresma que suelen ser una masa más consistente.Con esta receta salen varios buñuelos que podéis hacer unos cuantos y dejar la masa que os quede y hacerlos al día siguiente ya que los buñuelos están muy buenos recién hechos, pero de un día para otro ya no están igual.

Ingredientes:

  • 150 ml. de leche
  • 100 ml. de agua
  • 150 gr. de harina
  • 50 gr. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de postre de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 2-3 cucharadas soperas de anís dulce ( opcional )
  • 500 ml. de aceite de girasol
  • Azúcar para rebozar los buñuelos

Preparación:

Para hacer los buñuelos de viento empezaremos poniendo un cazo al fuego con la leche, el agua y la mantequilla. Mientras se calienta lo del cazo cogemos un bol mezclamos la harina con la levadura y una pizca de sal.

Iremos removiendo lo del cazo, cuando esté mezclado añadiremos de golpe la harina, removemos hasta que se despegue la masa de las paredes del cazo. Retiramos del fuego añadimos las cucharadas de anís, lo removemos y dejamos reposar 5 minutos.

Empezaremos añadiendo un huevo, removemos hasta integrarlo bien en la masa, añadimos el siguiente y volvemos a mezclar bien. Para que la masa quede más consistente es mejor dejar la masa reposar 1-2 horas.

Ponemos una sartén con el aceite de girasol a calentar, lo pondremos a fuego medio. Cuando esté caliente con ayuda de dos cucharas iremos cogiendo masa y formar bolitas e iremos echándolas al aceite caliente. Iremos haciendo en tandas pequeñas.

Dejaremos se doren los buñuelos por todos los lados. Los iremos sacando y dejándolos en papel absorbente. Antes de que se enfríen los pasaremos por azúcar.

Conforme los vayamos rebozando en azúcar los iremos poniendo en una bandeja para servir.

Y listo para disfrutar!!!!

Buñuelos de viento
Etiquetado en:            

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.