La coliflor es una verdura que me gusta mucho, junto con el brocoli, muchas veces las cocino juntas, aunque son verduras que no gustan mucho, en mi casa cuando ya notan el olor ya ponen mala cara, no les gusta mucho, pero a mi sí, sobre todo como la he preparado hoy, con bechamel al horno y con una patata cocida.
Tiene muchas propiedades, ahora en septiembre es cuando están muy buenas, incluso para comerlas crudas en ensalada. Admiten varias preparaciones, al vapor, en ensalada, fritas , rebozadas,purés…Y como acompañamiento de pescados y carnes.

El único inconveniente que tiene la coliflor es el olor que deja por toda la casa. Hay algunos trucos para evitarlos un poco, del todo no se va, como echar un chorrito de leche al agua de hervirlas o vinagre,  otro  truco sería poner donde vamos a cocerla, un trozo de miga de pan mojada en leche.
Bueno, algo de olor quitamos, pero no del todo.

Ingredientes:

  • Una coliflor
  • 2 patatas medianas
  • Sal
  • Salsa bechamel AQUI
  • Queso rallado.

Preparación:
Limpiamos y vamos cortando los troncos de la coliflor, cortamos las patatas en pequeños trozos y lo ponemos en un cazo con abundante agua y un poquito de sal.

Cuando esté la patata se retira del fuego, para que la coliflor no quede demasiado blanda. La ponemos a escurrir bien. Y lo ponemos en una fuente apta para el horno.

Preparamos la bechamel. AQUI  cubrimos con ella la verdura y con el queso rallado.

Lo metemos al horno hasta que esté dorado.

Y listo para comer. Así está muy bueno.

Espero que lo probéis y que os guste.

Que paséis una feliz semana. Os espero el próximo martes.  Besos

MONTSE

Coliflor con bechamel al horno
Etiquetado en:        

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.