Croquetas de jamón caseras

Esta semana os traigo unas croquetas de jamón. En estos días que se a celebrado el día de la croqueta no podía faltar una receta de croquetas como estas de jamón.
La croqueta una receta de aprovechamiento que se puede hacer de todo y siempre quedan riquísimas. Aunque cuando no hay que aprovechar también las podemos hacer, como estas que hoy os traigo de jamón, también muy consumidas en todas las casas, bares o restaurantes. Es una excelente tapa.

Las croquetas son muy sencillas de preparar aunque son un poco entretenidas, así cuando hagáis aprovechar y preparar más cantidad y congelar, para tener siempre a mano.
Las croquetas también son ideales para entrante o aperitivo y también para llevar al trabajo, a la playa, al campo…
Una buena croqueta casera es una delicia, animaros a hacerlas en casa, vale la pena.

Ingredientes:

  • 100 gr. de jamón picado 
  • 1 cebolla
  • 50 gr. de harina
  • 50 gr. de mantequilla
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva
  • 500 ml. de leche
  • Nuez moscada
  • Sal
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite para freír

Preparación:

Empezaremos picando la cebolla muy pequeña. Ponemos una sartén que sea un poco ancha y ponemos la mantequilla y las 2-3 cucharadas de aceite de oliva, añadimos la cebolla picada a fuego medio y dejamos se dore la cebolla, cuando esté la cebolla pondremos el jamón muy picado.

Removemos la cebolla y el jamón y añadimos la harina, removemos y cocinamos la harina un par de minutos para que se cocine y no tenga sabor a crudo.

Agregamos la leche, no dejaremos de remover hasta que nos quede una masa cremosa y sin grumos.  Añadiremos un poco de nuez moscada y una pizca de sal, probamos ya que el jamón ya lleva sal. Si hace falta le pondremos más leche. Se ha de despegar la masa de la sartén. 

Colocamos la masa en una fuente, dejamos enfriar y  metemos en la nevera un par de horas o de un día para otro.  Para formar las croquetas ponemos en un bol el pan rallado y en otro los huevos batidos. Iremos formando las croquetas, cogemos trozos de masa, formamos bolas y las pasamos por el huevo y después por el pan rallado.

Freímos las croquetas, ponemos una sartén con abundante aceite, pondremos a fuego medio y cuando esté caliente iremos friendo las croquetas por tandas.

Cogemos un plato que tendremos con papel de cocina, las iremos poniendo conforme estén para que suelten el aceite que sobra.

Y ya solo queda servirlas en la mesa para comer!!!

Aprovechar y congelar las croquetas una vez empanadas en bolsas de congelación, y así solo tendréis que freírlas y listo.

Espero que os haya gustado

Montse

Croquetas de jamón caseras
Etiquetado en:        

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.