Receta de croquetas de jamón y huevo duro


Hoy os traigo una receta de croquetas caseras de jamón y huevo duro. Estas croquetas me traen muchos recuerdos de cuando era pequeña,en casa de mis tías, de mi madre, son mis favoritas, el contraste del huevo duro con la bechamel me encanta.
Son un buen aperitivo, es una tapa que no falta en ningún bar, son muy sencillas de preparar. también nos pueden acompañar un plato. Para los niños son estupendas, ya que les gusta mucho.

Las croquetas las podemos hacer de casi todo, de pollo, verduras, setas, quesos….También como aprovechamiento, podemos hacer unas buenas croquetas con cualquier sobra. Lo bueno que tienen es que cuando hacemos muchas las podemos congelar y siempre tener para cualquier ocasión.
Si no las habéis probado con jamón y huevo duro, no tardéis pues están riquísimasssssssss

Ingredientes:

  • 150 gr. de jamón de york o de pavo
  • huevos duros
  • 150 gr. de pan rallado
  • 2 huevos para el rebozado

Para la bechamel:

  • 500 l. de leche
  • 50 gr. de harina
  • 50 gr. de mantequilla
  • Un poquito de nuez moscada
  • Sal

Preparación:
Lo primero que haremos será picar el jamón y los 2 huevos duros.

Preparamos una sartén, ponemos la mantequilla y la harina.

Lo dejamos que se cocine unos minutos para que la harina se haga bien. Calentamos un poco la leche en el microondas y la iremos echando a la sartén poco a poco y sin dejar de remover.

Así hasta que veamos que nos queda una crema espesa y sin grumos.

Ponemos un poquito de sal y nuez moscada al gusto. Echamos a la masa, el jamón y los huevos cortados a trozos.

Removemos y mezclamos bien. Lo dejamos reposar hasta que esté frío, podemos dejarlo en la nevera.

Preparamos el rebozado, en un bol batimos los dos huevos y en otro ponemos el pan rallado. Cuando la masa esté fría iremos formando las bolas, cuesta un poco pues la masa queda muy blandita.

Una vez las hemos pasado por huevo y pan rallado, las vamos dejando en un plato.

En este punto las podemos poner en una bolsa para congelar, si queremos. Cuando estén todas rebozadas pondremos una sartén con abundante aceite, cuando esté caliente iremos friendo las croquetas hasta que queden doradas.

Las sacaremos y las pondremos en un plato con papel absorbente.

Y ya estarán listas para comer!!!!

Y si os gustas las croquetas, aquí os dejo alguna más.

 Croquetas de atún

Albóndigas rellenas de queso

Espero que os gusten todas las recetas. Hasta la próxima receta.

MONTSE

Croquetas de jamón y huevo duro
Etiquetado en:                

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.