Hoy os traigo un bizcocho de mandarinas. Me encantan los bizcochos, suaves y esponjosos y más si llevan fruta natural, los hace mucho más saludable, ya que comemos algo un poco calórico por lo menos comerlo con productos sanos, sin aditivos ni conservantes.

El bizcocho de mandarinas es ideal para el desayuno o la merienda, acompañando un vaso de leche o con un café. También se puede hacer con naranjas, ya que aún es tiempo de ellas o con limón si os gusta el punto más ácido.

Me gusta mucho este bizcocho, lo hago de diferentes sabores, queda una masa muy suave, este tipo de bizcochos se hacen con mantequilla que es ideal para la repostería, le da un sabor diferente. Desde que lo hago en casa les encanta. Esta receta la saqué de un blog italiano que suelen hacer los bizcochos con mantequilla o con queso, que también hace que la masa quede muy tierna y jugosa.

Además este bizcocho lo cubro de un jarabe que se prepara con azúcar glas y zumo de mandarinas , esto le dará más sabor y jugosidad, pero si no queréis se puede cubrir con un poco de azúcar glas. Dura varios días tierno, si es que os dura 🙂

Un bizcocho casero es un lujo que no se puede perder, así que os animo a probarlo, espero que os guste.

Ingredientes:

  • 4 mandarinas que tengan zumo
  • 3 huevos
  • 180 gr. de harina
  • 1/2 sobre de levadura (8 gr. )
  • 180 gr. de azúcar
  • 125 gr. de mantequilla
  • 200 gr. de azúcar glas

Preparación:

Encendemos el horno a 170º C con calor arriba y abajo.

Empezaremos poniendo la mantequilla en un bol y el azúcar, la mantequilla la tendremos a temperatura ambiente o la metemos unos segundos al microondas, batimos y mezclamos bien. Sacamos la ralladura de dos mandarinas y el zumo, lo añadimos a la mezcla. Volvemos a batir.

Añadimos los huevos de uno en uno, los vamos batiendo.

Mezclamos la levadura con la harina. Pasamos la harina por un tamiz o por un colador, volvemos a mezclar hasta que no queden grumos.

Preparamos el molde. Untamos de mantequilla el molde, ponemos un papel en la base para que se desmolde bien. Incorporamos toda la masa en el molde. Metemos al horno unos 25 minutos, en este momento pinchamos con un palillo, si sale seco estará listo, si aún no está lo dejamos un poco más vigilando no se nos quede seco, cuando veamos que está lo sacamos. Dejamos enfriar, desmoldamos.

Vamos a preparar el glaseado de mandarinas, esto es opcional. Podéis dejar el bizcocho tal cual o espolvorear un poco de azúcar glas o cubrir el bizcocho con este glaseado que aún tendrá más sabor a mandarina y queda buenísimo.

Exprimimos una o dos mandarinas. Ponemos el azúcar glas en un bol y vamos añadiendo cucharadas del zumo de las mandarinas, iremos removiendo hasta dejarlo en el punto que os guste, puede ser muy líquido o más espeso para que al cubrirlo se quede como una capa de glaseado en el bizcocho.

Podéis pinchar con un palillo el bizcocho y así entrará un poco más del jarabe de mandarinas y aún estará más jugoso y un punto húmedo.

Dejamos un par de horas que el glaseado se solidifique, podéis meterlo en la nevera.

Y ya está listo este rico bizcocho, espero que os guste.

MONTSE

Bizcocho de mandarinas
Etiquetado en:    

3 pensamientos en “Bizcocho de mandarinas

  • 13/04/2021 a las 12:18
    Enlace permanente

    Es una base riquísima y muy versátil de bizcocho, a mi me encanta con cítricos en general pero oye tiene un peligro que es brutal porque nos dura una tarde y como mucho de postre de la cena jajaja
    Besos,
    Palmira

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.