Tarta de yogur y frutas, una tarta deliciosa sin horno. Rica y casera, muy sencilla de hacer que combina bien con cualquier fruta. Una tarta suave, nada empalagosa y con las frutas es la combinación perfecta. Se pueden poner las frutas que tengáis, yo he puesto fresas y arándanos, también queda muy bien con frutas del bosque, o frutos rojos.

Lleva una base de galleta que combina a la perfección con el yogur y las frutas.

Ahora con el buen tiempo apetecen estas tartas frías, es un buen postre que queda espectacular, así que si tenéis alguna celebración también os queda bien y muy fresquita .

Esta tarta necesita su tiempo, ya que lleva gelatina y aunque se hace rápida es mejor hacerla de un día para otro, queda mejor y más buena. Para la tarta he utilizado yogur natural sin azúcar, también se puede utilizar yogur griego o con algún sabor.

Espero que os guste y la preparéis en casa.

Ingredientes:

Para la base de galletas.

  • 200 gr. de galletas
  • 100 gr. de mantequilla

Para la crema de yogur.

  • 250 gr. de yogur natural
  • 100 ml. de leche
  • 300 ml. de nata para montar ( crema de leche)
  • 100 gr de azúcar
  • 6 láminas de gelatina
  • Frutas variadas

Preparación:

Empezaremos preparando la base de la tarta. Picamos las galletas con un robot. Una vez tenemos las galletas trituradas las ponemos en un bol, metemos la mantequilla 1 minuto al microondas, la añadimos a las galletas trituradas. Mezclamos todo.

Mezclamos las galletas con la mantequilla. Cogemos un molde desmontable de 20 cm. cubrimos el fondo con las galletas, haremos presión con una cuchara o con la base de un vaso, para que quede toda la base de galletas uniforme y bien compacta. Metemos el molde en la nevera.

Preparamos la crema de yogur. Pondremos las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten unos 8-10 minutos o el tiempo que ponga el fabricante. Calentamos los 100 ml. de leche en el microondas un minuto, cuando estén las hojas de gelatina las escurrimos bien, las echamos a la leche y removemos hasta que se hayan disuelto por completo.

Incorporamos el yogur al bol que tenemos la leche donde hemos desecho las hojas de gelatinas.

En otro bol ponemos la nata que estará bien fría con la mitad del azúcar, montamos. Cuando esté casi montada añadimos el resto del azúcar y seguimos montando. Ahora iremos añadiendo el yogur poco a poco a la nata montada, hasta que nos quede todo incorporado.

Sacamos el molde de la nevera y añadimos toda la crema encima de la base de galletas. Tapamos el molde con papel de plata para que no cojan olores, volvemos a meter a la nevera y la dejamos reposar un mínimo de 6 horas.

Cuando saquemos la tarta de la nevera, desmoldamos y la acompañamos con las frutas.

Ya solo queda servir la tarta. Y a comer!!!

Espero que os haya gustado y os animéis a prepararla.

Montse

Tarta de yogur y frutas sin horno
Etiquetado en:                

5 pensamientos en “Tarta de yogur y frutas sin horno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.