Hoy os traigo unas torrijas con miel. Todo un clásico de nuestra gastronomía tradicional de Semana Santa que no puede faltarnos en estos días. Un postre humilde que lleva toda la vida con nosotros y pasa de nuestras abuelas. Por suerte estos dulces no se han perdido y han ido mejorando.

Me gustan mucho las torrijas, en mi casa es un postre que no faltan en estos días, las preparamos de varias maneras, a cada uno le gusta de una. Pero las más tradicionales son las de azúcar , las de miel y las de vino, son las que yo recuerdo que siempre había en mi casa. Pero ahora podemos preparar varias recetas diferentes , las tenemos con crema, chocolate, naranja…..

Pero yo me quedo con las tradicionales, me gustan mucho con azúcar y canela, la canela me encanta y da un sabor riquísimo a las torrijas, las de miel también están muy buenas y quedan muy jugosas.

Para hacer unas buenas torrijas ahora podemos encontrar pan especial para ellas, pero lo mejor es comprarlo unos días antes y dejarlo que repose y se quede un poco más seco, así las torrijas quedan mucho más buenas. También se pueden hacer con pan de brioche, pan de molde.. Pero si no queréis comprar ninguna clase de pan y aprovechar el que tenéis en casa también quedan muy bien, ya que esta receta puede ser de aprovechamiento.

Aquí os dejo la receta de torrijas con miel como yo las preparo. Espero que las hagáis y os gusten.

Ingredientes:

  • 1 barra de pan para torrijas
  • 1 litro de leche
  • 3 huevos
  • 2-3 ramas de canela
  • 1 bote de miel
  • 50 ml. de agua
  • Aceite de girasol para freír

Preparación:

Para preparar las torrijas de miel, empezaremos calentando la leche con un par de ramas de canela. Dejamos que la leche se caliente a fuego medio para que coja el sabor de la canela, cuando empiece a hervir apagamos, reservamos. Cuando esté templada colamos la leche y la ponemos en una fuente donde pondremos los trozos de pan a remojar.

En otro cazo vamos a preparar el almíbar de miel. Añadimos unos 200 gr. de miel, unos 50 ml. de agua y una rama de canela, lo dejamos cocer todo junto hasta que se forme una salsa un poco más líquida que la miel. Colamos la salsa de miel, reservamos.

Ahora vamos a preparar las torrijas. Ponemos una satén con abundante aceite para freír a fuego medio, cuando esté caliente empezaremos a freír las torrijas.

Batimos los huevos en una fuente amplia. Cogemos las torrijas que tenemos en leche con mucho cuidado ya que estarán muy tiernas, las pasamos por el huevo.

Las iremos añadiendo a la sartén para que se frían hasta que nos queden doradas por los dos lados. Las sacaremos y las iremos poniendo en un plato donde tenemos papel de cocina para que absorba el aceite que sobra.

Una vez tengamos todas las torrijas fritas, las tendremos en una fuente, podemos pasarlas por azúcar y canela o las rociaremos con el almíbar de miel que tenemos preparado. Hay quién hace bastante almíbar y echa las torrijas dentro del almíbar para que se empapen bien.

A mi me gusta rociarlas y echar un poco del almíbar de miel por encima, eso ya a vuestro gusto.

Espero que os gusten.

Montse

Torrijas con miel
Etiquetado en:                

3 pensamientos en “Torrijas con miel

  • 17/03/2021 a las 06:53
    Enlace permanente

    Ya huele a Semana Santa y a ricas torrijas como estas. Que pintaza tienen estas con miel. Un besazo

    Responder

Responder a Esther Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.